El metabolismo energético del cerebro explica la relación entre el consumo de cannabis y la falta de interacción social

El metabolismo energético del cerebro explica la relación entre el consumo de cannabis y la falta de interacción social

Un estudio sobre el metabolismo energético del cerebro ofrece una explicación bioquímica de la relación entre el consumo de cannabis y uno de sus efectos, la falta de sociabilidad. La investigación, realizada con ratones y publicada hoy en la revista Nature, desvela que las mitocondrias de los astrocitos coordinan una compleja red de señales moleculares que permite a las neuronas modular la interacción social. El trabajo es fruto de la colaboración entre los grupos de Giovanni Marsicano, investigador del Institut National de la Santé et de la Recherche Médicale (INSERM) de Burdeos (Francia), y del catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Juan Pedro Bolaños, científico del Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG, centro mixto de la Universidad de Salamanca y el CSIC) y del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), según informa la agencia de noticias DiCYT.

“Esta colaboración es producto de dos áreas de investigación en neurociencias distintas que convergieron”, explica Bolaños en declaraciones a DiCYT. Su grupo había estudiado los astrocitos, células no neuronales del sistema nervioso, y había descubierto que su mitocondria, el orgánulo que fabrica la energía de las células, tiene un papel importante en el control de las especies reactivas de oxígeno (ROS) y, a través de ahí, en el control del metabolismo y de las funciones de las neuronas. A su vez, estos factores determinan el comportamiento de los ratones.

Por su parte, el equipo de Giovanni Marsicano había realizado otro hallazgo importante: que las neuronas expresan en la mitocondria un receptor de los compuestos cannabinoides. “Le propuse comprobar si ese receptor existiría también en los astrocitos y si su activación sería capaz de controlar el metabolismo de estas células desde el punto de vista energético y, de ese modo, afectar directa o indirectamente a la función neuronal”, comenta el investigador del IBFG.

Si las neuronas se vieran afectadas por esta vía, podrían desatarse problemas de neurotransmisión y de comportamiento. Para estudiar esta cuestión, “hicimos una caracterización bioquímica de todo el proceso in vitro, pero teníamos que demostrar si se reproducía también in vivo y para ello necesitábamos ratones transgénicos específicos que sólo tienen en Burdeos”. El experimento consistió en suministrar a los animales el principal componente psicoactivo del Cannabis sativa, delta-9-tetrahidrocannabinol (conocido como THC).

Desde el punto de vista bioquímico, en la cadena respiratoria mitocondrial –la máquina de la mitocondria que se encarga de convertir los nutrientes en energía– el complejo I es muy importante. Esta investigación permitió comprobar que cuando se activa el receptor de los cannabinoides este complejo pierde una subunidad y una parte esencial del mismo se degrada hasta perder la capacidad de transportar electrones, lo que supone que tampoco forma las especies reactivas de oxígeno.

Para leer la noticia completa: https://www.dicyt.com/noticias/el-metabolismo-energetico-del-cerebro-explica-la-relacion-entre-el-consumo-de-cannabis-y-la-falta-de-interaccion-social

Categories: Investigación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *