Nuevos fármacos y tecnologías abren la posibilidad de mejorar la vida de los pacientes con migraña

Nuevos fármacos y tecnologías abren la posibilidad de mejorar la vida de los pacientes con migraña

La migraña es la enfermedad neurológica más común, según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), ya que afecta a más de un 12% de la población, unos cinco millones de españoles. Por eso, el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) ha incluido este tipo de dolor de cabeza dentro de la campaña 12 MESES CUIDÁNDOTE (#12mesescuidandoT), que trata de acercar a la población la investigación sanitaria y de que los profesionales de la salud estén al día de las últimas novedades.


En ese contexto, Valladolid ha acogido esta tarde la jornada ‘Migraña. Sus causas y consecuencias’, dedicada específicamente a mostrar avances relacionados con este problema. Por el Salón de Actos de la Consejería de Sanidad han pasado varios profesionales que han mostrado cómo los fármacos y la tecnología empiezan a cambiar la vida de los pacientes.


Predecir el ataque


Ana Gago, neuróloga del Hospital Universitario de La Princesa, en Madrid, y miembro de la startup BrainGuard investiga sobre cómo predecir un ataque de migraña. “El dolor de la migraña es muy intenso y cambia radicalmente la vida de los pacientes, así que nuestro objetivo es poder anticiparnos y suministrar un tratamiento precoz”.


Hasta ahora, se han intentado estudiar los síntomas premonitorios, que en parte pueden ser reconocidos por el propio paciente, pero “esto tiene unas limitaciones porque no todos los afectados presentan estos síntomas ni son fáciles de identificar, porque resultan bastante inespecíficos”. Por ejemplo, fatiga, rigidez en la nuca o cambios de apetito son algunos de los síntomas que pueden estar relacionados con la posterior aparición del dolor de una crisis de migraña.


Por eso el grupo de investigación de Ana Gago se puso a trabajar en la detección anticipada de estos ataques de una manera objetiva, a través de un dispositivo tecnológico. “Tenemos una patente y estamos intentando conseguir financiación para hacer experimentos a gran escala”, explica. Aún está en desarrollo, pero la idea es que sea portátil, sencillo y manejable, de manera que se pueda llevar en forma de pulsera o brazalete. “Registra unas variables hemodinámicas concretas que no están disponibles de forma conjunta, en las pulseras o relojes inteligentes comercializados hasta ahora”, apunta la neuróloga.


Saber por adelantado que se va a producir la migraña supone muchas ventajas. “Para empezar, implica que el paciente tiene un mayor control de la enfermedad. Si sabes que en una hora vas a tener el dolor, ya te organizas o cambias de planes”, comenta. Pero además, en un futuro, “si validamos los resultados y vemos que son aplicables a todos los pacientes con migraña, se hará un ensayo dirigido para ver si dar el tratamiento de forma precoz evita el inicio del dolor o lo puede mitigar”. Algunos estudios así lo indican y llegar a evitar el dolor por completo sería lo ideal.

Para leer la noticia completa:  http://www.dicyt.com/noticias/nuevos-farmacos-y-tecnologias-abren-la-posibilidad-de-mejorar-la-vida-de-los-pacientes-con-migrana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *