La Unidad de Innovación

La estrategia de Innovación del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) se desarrolla al amparo de los Planes Europeos y Nacionales ya puestos en marcha como la Estrategia Europa 2020 y su lema “Unión por la innovación” donde uno de las prioridades que se refuerzan es el crecimiento inteligente. Estas estrategias de Innovación tanto europeas como nacionales se contemplan ya en el Plan Estratégico y en el Plan de Innovación del Instituto.

Más allá de la difusión del conocimiento científico generado, la institución persigue poner en valor los resultados de las investigaciones y desarrollos que llevan a cabo sus investigadores. Esto ocurre sólo cuando las innovaciones en biomedicina son transferidas a empresas capaces de contribuir en su aplicación y comercialización, repercutiendo de esta forma en la mejora asistencial y de la salud de la población.

En definitiva, la transferencia tecnológica ha de perseguir la transformación de la investigación en mejoras concretas para la salud de los ciudadanos, y en un retorno económico a las Instituciones y sus inventores que retroalimente el propio sistema de investigación. La transferencia de tecnología se ha convertido en los últimos años en un indicador común de la calidad de la investigación traslacional que surge de los Institutos de Investigación Sanitaria.

Aunque las patentes ocupan la mayor parte de las acciones de transferencia tecnológica en salud, bajo este concepto englobamos licencias y cesiones de todo tipo de derechos de propiedad industrial e intelectual (know‐how, programas de ordenador, patentes, modelos de utilidad, etc) incluso podemos considerar como transferencia también a los acuerdos de colaboración con el tejido empresarial que impliquen un desarrollo conjunto de nuevos productos o procesos.

La transferencia tecnológica en el IBSAL se canaliza a través de la Unidad de Innovación, que tiene por misión ser un instrumento que contribuya a aumentar el valor de las invenciones del instituto, orientándolas al mercado, y acercándolas al sistema productivo. Con el fin de profesionalizar su trabajo y asegurar la calidad de la gestión que realiza, la institución se apoya en las pautas descritas en la norma UNE 166002:2014 para la gestión de la innovación. Un elemento indispensable de este sistema es la gestión es la protección industrial e intelectual de los resultados de investigación, de la que la Unidad es responsable.

 

El IBSAL es uno de los 29 Institutos de Investigación Biomédica acreditados por el Instituto de Salud Carlos III y el único de estas características en Castilla y León. 

7 de febrero de 2014, de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación